Cómo esquivar el efecto de “la gran renuncia” y convertirte en un Great place to work

Trabajadora feliz en su trabajo

Algo está pasando en las cabezas de millones de trabajadores en todo el mundo. La pandemia parece haber marcado un antes y un después y algunas personas se están replanteando seriamente si realmente son felices en su trabajo o si están ante la oportunidad de encontrar un puesto mejor en otra empresa. Las empresas tienen que actuar ya para convertirse en un Great place to work.

Las cifras son sorprendentes, en 2021 en EEUU más de 50 millones de personas dejaron sus trabajos voluntariamente en busca de un cambio significativo en sus vidas. La mejora de sus condiciones laborales, una mayor conciliación de su vida familiar y profesional o la búsqueda de una mayor plenitud y satisfacción personal los impulsó a hacerlo. Es lo que el profesor de Texas Antony Klotz ha denominado como “la gran renuncia”, un efecto que se está extendiendo a otros países cercanos como es el caso de Italia.

En España parece que no somos tan atrevidos de momento, pero los datos de la Seguridad Social nos avisan de que van subiendo las bajas voluntarias mes a mes, además según la Guía Hays del Mercado Laboral 2022, el 77% de los españoles encuestados asegura que cambiaría de empleo.

Pero… ¿qué está pasando en las conciencias de las personas? ¿Realmente la pandemia les ha hecho reflexionar sobre su bienestar laboral? Pues, así es, según el barómetro del CIS, la crisis del coronavirus ha cambiado la forma de pensar a la mitad de la población, pero sobre todo de las personas de entre 35 y 44 años que ahora valoran más otras cosas como la salud y pasar tiempo con los seres queridos.

Algo de los que nos hemos dado cuenta todos es de lo vulnerables que somos. La fragilidad de la vida ha llevado a muchos trabajadores a pararse a analizar si tienen una vida plena y algunos de ellos han evaluado un posible cambio.

Otro de los factores que llevan a los trabajadores a pensar en dimitir es que han podido descubrir las ventajas del teletrabajo ahorrándose atascos y pérdidas de tiempo y conciliando su vida personal y laboral. Por ello, al tener que volver a las oficinas, se están planteando cambiarse a otra empresa que les permita volver a disfrutar de la flexibilidad de horarios.

Si quieres que tu empresa se convierta en un Great Place to Work debes pensar en todas las condiciones que hacen que las personas disfruten de su trabajo, generando una cultura cercana, donde las personas y los resultados importen, para ello:

Define bien tu propósito corporativo

Las personas están cambiando a la hora de elegir la empresa en la que les gustaría trabajar, ya no buscan lo meramente económico, sino que quieren estar alienados con la cultura empresarial y los valores que esa empresa transmite. Por ello es importantísimo que divulgues tu propósito empresarial, la esencia, la razón de ser y el porqué de tu negocio. Cuando los trabajadores conectan con los valores que transmites estarán más comprometidos con su trabajo y serán más productivos.

Debes de encontrar la manera de definir bien tu propósito. Piensa qué es lo que aporta tu empresa a la sociedad, en qué mejora el entorno o qué energía la mueve.

Sé sostenible

¿Sabías que 2 de cada 3 españoles prefieren trabajar para empresas sostenibles y respetuosas con el medioambiente?

Así es, las personas cada vez más están más comprometidas con la protección del planeta y exigen que su empresa también lo esté.

La sostenibilidad atrae talento a tu empresa.

Incluye a tus empleados

Incluye a tus colaboradores en los procesos de creación de tu empresa. ¿Quién mejor para pensar estratégicamente que las personas que forman parte de tu compañía? Invítalos a las reuniones de brainstorming, que participen en la creación de la web o en el diseño de los valores de la empresa.

Estos gestos que forman parte del salario emocional hacen que tu gente se sienta importante y útil. El sentido de utilidad y de pertenencia es valiosísimo porque las personas sienten que están aportando su granito de arena a la empresa.

Trabajadores felices y motivados
Trabajadores felices y motivados

Diseña espacios felices

Otro factor que forma parte de la retribución emocional es el espacio físico que juega un papel fundamental a la hora de trabajar. Pasamos gran parte de nuestra vida en nuestro puesto así que ha de ser un sitio agradable, ergonómico, confortable y motivador. Muchas oficinas se están reformando, incluyendo lugares para charlar con los compañeros, espacios chill out, zonas recreativas, juegos, gimnasio, guardería, sitios para dormir la siesta o salas dedicadas a la inspiración.

Concilia sí o sí

Ya sí que no hay vuelta atrás. La conciliación es un valor que se ha colocado en el top 1 para buscar empleo. Tras la pandemia los trabajadores no entienden su vida laboral sin la opción del teletrabajo. Practica el smartworking, un modelo más flexible en el que lo importante es el trabajo por objetivos. Con este método de organización se fijan unas metas concretas para cumplir en un periodo de tiempo y no importa cómo y desde dónde se cumplan.

Forma y promociona

En un entorno de obligada digitalización los trabajadores valoran cada vez más las oportunidades que se le dan para mejorar profesionalmente. Por eso si quieres ser un Great Place to Work o GPTW tendrás que invertir en formación bonificada y promoción. Ofrece campus virtuales, cursos presenciales y online para que las personas puedan estar en continuo aprendizaje.

Beneficios sociales

Los beneficios sociales son otra forma de convertirte en un Great Place to Work. Por ejemplo, la posibilidad de tener un buen seguro médico es una opción para prevenir el absentismo laboral. Otros beneficios sociales pueden ser los bonos por productividad, fondos de ahorro, la retribución en especie o la retribución flexible. Otra forma sencilla de instaurar una acción que forme parte de ese salario emocional es dar días libres por ejemplo en el día del cumpleaños del trabajador o por algún asunto personal.

…..

Todas estas actividades diferencian a las empresas que son grandes lugares para trabajar. Favorecen el sentimiento de pertenencia y el engagement, mejoran el clima laboral y sobre todo harán que los trabajadores sean más felices, tengan ganas de afrontar el trabajo y estén orgullosos de trabajar en tu empresa.

Y recuerda que en Tiewellness podemos ayudarte a evaluar riesgos psicosociales y a mejorar la salud y el bienestar físico, mental y emocional de tu plantilla.